Indumentaria tradicional en Murcia

Una de las formas más sencillas de disfrutar de la recreación histórica es mediante la indumentaria tradicional, un atuendo del que casi todas las casas han heredado de aquí o de allá.

Por eso, hoy os propongo en este post profundizar un poco en La Indumentaria Tradicional de la Región de Murcia y descubrir de donde vienen sus raíces. Todos estamos al tanto de que la indumentaria de una Región tiene sus raíces en la amalgama de culturas y clases sociales que la habitan. Pero, ¿Qué hay de Murcia?

¿DE DÓNDE VIENE LA INDUMENTARIA TRADICIONAL MURCIA?

Cómo anotábamos antes, este tipo de vestimentas aparecen de mezclar las distintas culturas y atuendos a lo largo del tiempo, y después apropiarlo a un lugar. En el caso de Murcia hay dos tiempos de vestimentas según su raíz en los trabajadores y los aristócratas.

De esta manera, parece que el traje de faena tiene influencias moriscas, y el vestuario de gala se origina en la corte española del siglo XVI. Ya en el siglo XVII comenzó a consolidarse el traje popular o regional. Pretendían que surgiera la identidad de un pueblo frente a la entrada de modas extranjeras (por ejemplo la Francia de Luis XIV, el Rey Sol). Se pretendía, de esta manera, afianzar y consolidar las tradiciones y costumbres autóctonas.

¿QUÉ PRENDAS SE IDENTIFICAN CÓMO REPRESENTATIVAS?

En la Región de Murcia son prendas típicas de su indumentaria los refajos en las mujeres, y los zaragüelles en los hombres. Pero si realmente algo identifica a la indumentaria tradicional de Murcia es la gran cantidad de ornamentos en sus trajes, y sobre todo, la calidad y variedad en sus bordados

En la Indumentaria Tradicional murciana se puede diferenciar tres trajes, cada uno adecuado a un momento de la vida: el trabajo agropecuario, las ceremonias religiosas y los días festivos.

La ropa de trabajo diario

Tanto en la ropa masculina como en la femenina se puede apreciar el influjo del medio agrícola del sureste. A su vez, las prendas que se visten para el trabajo en el campo (zaragüel, sayas, camisa o alpargates) tienen en sus nombres origen islámico, al igual que algunos términos relacionados con el trabajo en la huerta y el regadío.

Las ceremonias religiosas

Se incorporan prendas en estos trajes como la capa o la montera, para el vestuario masculino; y la mantilla y el guardapiés (especie de vestido que se llevaba bajo la falda) para el femenino. Todas estas prendas solían ser de color negro, y engalanaban y cubrían el cuerpo. Era una combinación perfecta de elegancia, prudencia y recato.

Los trajes para los días festivos

La moda que seguían las cortes francesa e inglesa desde el siglo XVII, era tomada como modelo por las personas adineradas.

A los trabajadores de la huerta les llegaban las modas con retraso, y además con tejidos más humildes. Así se realizaron piezas que engalanaban el vestuario cotidiano. Entre estas piezas se encontraba la casaca, el chaleco o el calzón, para los hombres; y el jubón o el armador para las mujeres.

Indumentaria tradicional Logo atelier de pilar

Deja un comentario