Balenciaga

Hoy, aprovechando su 125 aniversario, os traigo las historia del que muy probablemente, el creador de moda más importante que ha dado nuestro país: Balenciaga.

La fama y el prestigio de Cristóbal Balenciaga como modisto han traspasado todas las fronteras y han calado hondo entre sus colegas de profesión. Según sus propias palabras,

«Un modisto debe ser arquitecto de la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida” Cristóbal Balenciaga.

Su precisión, talento y perfeccionismo le reportaron grandes halagos por parte sus coetáneos, tales como, Christian DiorHubert de Givenchy o Coco Chanel.

Niñez

Cristóbal Balenciaga nació en Guetaria, un pueblo pesquero de la costa vasca. Su padre, pescador, murió siendo el niño. Su madre se hizo cargo de la economía doméstica y se dedicaba a coser para sacar adelante a la familia. Esto permitió a Cristóbal, familiarizarse con el patronaje y la costura temprana edad.

Más adelante, conoció a la marquesa de Casa Torres, la cual se convertiría en su mecenas. Se formó en algunos de los establecimientos más prestigiosos de San Sebastián, y la capital guipuzcoana se convirtió por aquel entonces en un lugar de vacaciones bastante popular entre la monarquía y las clases altas españolas y europeas. Gracias a ello, Balenciaga entró en contacto con determinadas formas y modos de vida.

Triunfo en las altas esferas

En 1917 se decidió a abrir su taller y, en relativo poco tiempo fue ganando un prestigio que le reportó clientela procedente de la alta aristocracia y la realeza y le permitió expandir el negocio creando un segundo taller, Eisa, en honor a su madre, destinado a una incipiente clase media. En 1924, ante las buenas perspectivas del negocio, abre su primera tienda en Madrid y, justo un año después, se instala en Barcelona.

Balenciaga vestido icónico
Vestido de la colección del Museo Cristóbal Balenciaga

Exilio

Balenciaga, simpatizante del gobierno de la II República, se exilió a París tras el estallido de la Guerra Civil. En 1937, presentó su primera colección y el éxito fue fulminante. Sus creaciones, basadas en la comodidad, la pureza de líneas, la reinterpretación de la tradición española y en el desarrollo de los volúmenes, marcarán la moda entre los años 40 y hasta mayo del 68, cuando la Alta Costura empieza a perder peso en favor del prêt-à-porter. Precisamente ese año decide echar el cierre y volver a España donde muere en 1972.

Se puede visitar el Museo Cristóbal Balenciaga creado en su honor, y ubicado en la ciudad que le vio nacer, Guetaria.

Aquí os dejo un Podcast, donde podréis encontrar toda su historia en más profundidad

Balenciaga Logo atelier de pilar
Logo el atelier de pilar

Deja un comentario